logo

Blow up

Blow up cumple 50 años. La película que marcó a una generación fue y sigue siendo una de las películas referentes e icónicas si hablamos de moda en el cine; el film de Michelangelo Antonioni, ganador de la Palma de Oro en el Festival Internacional de Canes de 1966, ha influido y es un referente para muchos fotógrafos de moda y cineastas.

La película protagonizada por David Hemmings y Vanessa Redgrave, con apariciones de supermodelos de la época como Veruschka y Peggy Moffitt, es a su vez un reflejo del Londres más moderno de los 60s y plasma en su atmósfera la estética, el diseño y la música de la época.

 

Blow Up está basada en una historia creada por Julio Cortázar.  El protagonista es un fotógrafo de moda situado en plena época del “London Swingin”, David Bailey, papel interpretado por David Hemmings. En la historia podemos observar su capacidad para crear mundos de fantasía junto con su ecléctica puesta en escena. Otro de los aspectos que destacan con gran fuerza visual es la relación entre la moda y el deseo, la importancia cada vez mayor de la imagen; la apariencia de modernidad es más importante que la modernidad en sí misma.

La película nos dejó ver algunos de los momentos más legendarios del cine de moda, como la sesión de fotos donde Veruschka se revolcaba en el suelo con un elegante vestido negro o la sesión con las 5 mujeres en un alucinante set geométrico.

Siempre es inspirador para nosotros el visionado y re-visionado de la película, logra captar nuestra atención desde el primer momento y el paso del tiempo no le puede sentar mejor.

  • Share

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *